El tener un perro cuando se es cachorro, nos causa una sensación de ternura por verlo frágil y tierno como si fuera un juguete y que nos hace tenerlo más por emoción que por razón, sin pensar que él animalito va a crecer y ser adulto y que crecerá con las características propias de la raza o de su genética en el caso de ser mestizo, esta sensación puede cambiar radicalmente para convertirse en una carga. cuando se llega a este punto se crea una disyuntiva para pensar en que se va a hacer con el perro.

Cuando queremos un perro de mascota, no tomamos en cuenta el espacio con el que contamos, el tiempo que tenemos para dedicárselo a nuestro perro y el dinero que tenemos para solventar sus necesidades de alimentación y atención médica.

 

Otro factor importante de tener un perro por emoción, es el engaño de vendedores con malas prácticas, que ofrecen cachorros de determinada raza y que después de un tiempo y que el perro desarrolla sus características, se manifiesta el engaño y el perro por lo regular es condenado al abandono.

Hay perros que corren con la fortuna de quedarse en casa como la mascota de la familia, otros con menos suerte son confinados a la azotea, un patio o un balcón, algunos a la intemperie y amarrados, con sobras de comida y escasa agua y por lo regular sin ningún tipo de atención y hay otros que definitivamente son echados a la calle, abandonados en alguna otra colonia, parque o carretera a su suerte.

 

De estos dos casos, el abandono en casa es más terrible que el echarlo a la calle, no es que se justifique el echar al perro a la calle pero es inhumano tener a un perro sin libertad para moverse, expuesto a los climas, frío, calor y lluvia, alimentado con sobras y a veces hasta en descomposición, agua de vez en cuando, sin bañar, sin pasear, sin jugar, si ser atendido en caso de que enferme, sin vacunas y mucho menos sin un poco de compasión.

 

Esa es la realidad que viven tal vez millones de perros en México. Los perros vagabundos al menos recorren las calles, buscan su alimento o hay personas que se los proporcionan, si llueve, hace calor o frío, buscan un lugar en donde puedan estar seguros.

Los perros vagabundos o callejeros han sido por años la principal consecuencia de la irresponsabilidad del ser humano que no puede o no quiere tener más al perro en su hogar y que no considera el daño que le causa al animal y los problemas que causa a la sociedad al echarlo a la calle.

El abandono físico y el desamparo son los graves problemas que enfrentan los perros por las decisiones radicales e inconscientes de los dueños siendo la principal consecuencia echarlos a la calle a su suerte o que los abandonen lejos de su hogar y hasta de su ciudad contribuyendo al crecimiento de la población callejera, marcando así su incierto destino.

A pesar de que existen leyes de protección animal, estas no son aplicadas debidamente o se enfrentan a una rancia burocracia que no permite llevar a buen término el proceso que deben enfrentar los dueños irresponsables y pagar por los daños que les causan no solo a los perros, sino a la sociedad o a cualquier otro animal.

NO ME ODIES POR SER FEITO

¿Acaso un perro sin raza no ladra? ¿  No mueve la cola? ¡Por supuesto! Es un ... !PERRO

Aunque es cierto que algunos perros mestizos no son estéticamente bellos, ni gozan de un estándar o atributos definidos, son increíblemente adaptables a cualquier circunstancia. Las constantes mutaciones que van teniendo a través de generaciones contribuyen a que se les desarrolle mejor sus sentidos.

La nobleza y lealtad  de estos peludos es única, pueden dar la vida por su compañero humano, pueden adaptarse a las condiciones de espacio, de clima y hasta de alimentación. Tienen algo que los perros de raza no tienen, y no es un gen, son sentimientos como la humildad, la nobleza y la gratitud. 

Tienen otras cualidades como el olfato y el oído que en ellos están más desarrollados así como su sistema inmunológico que les permite ser más resistentes a enfermedades virales o bacteriales. Además de la nobleza, son animales muy inteligentes lo que facilita su educación. Son muy adaptables con los niños e incluso con otros perros, son más fáciles de manejar en cuanto a su educación, son cariñosos y fieles a su amo y muy protectores de su entorno, pero sobre todo; MUY LEALES.

Los perros mestizos son dóciles, y como todo ser vivo, sienten, son sensibles al tacto de los seres humanos, por lo que aun cuando en muchas ocasiones no tienen dueño, hay que respetarlos, no hay que agredirlos de ninguna forma, ya que no dejan de ser animales y despiertan su instinto de defensa al sentirse agredidos y pueden llegar a morder, desgraciadamente cuando esto sucede el perro lleva la peor parte, aun cuando no es culpable, terminado su vida en un Centro de Control Canino. 

HAY QUE SER RESPONSABLE

La alta reproducción de perros mestizos se debe principalmente a que los dueños de mascotas permiten que sus perros deambulen libremente por la calle de manera irresponsable. Eso puede ocasionar que se topen con una perra en celo y se apareen sin que los dueños se den cuenta, lo que ocasiona, por consecuencia, la reproducción de los perros mestizos vagabundos

Otro de los problemas que existen en la Ciudad de México y en algunas otras zonas de la república son los grupos de perros que se asientan en una determinada zona y habiendo una o más perras en celo, el apareamiento múltiple es inevitable, lo que ocasiona que tengan hasta tres o más camadas en un año, considerando que su periodo de gestación es de 58 a 68 días, y que en promedio pueden parir a 6 cachorros, por lo que la población canina cada vez es más creciente.

 

Lamentablemente la Fauna Urbana Canina crece considerablemente rebasando las medidas de control privadas y de gobierno para reducir la población callejera. La esterilización se promueve con pobres resultados por la falta de conciencia y compromiso por parte de los dueños. Los mitos urbanos como el que una perra debe tener una camada antes de ser esterilizados, es el más común y el que menos fundamento tiene.

NO SEAMOS INDIFERENTES

Los  perros mestizos y vagabundos, no solo es un problema local, existe en la mayor parte del mundo en donde muchos países han tomado diversas acciones para controlar la fauna urbana siendo la adopción y la esterilización las  más comunes.

La indiferencia hacia estos seres no ayuda en nada, es común quejarnos de ellos pero no hacer nada por ellos que ayude a controlar la situación.

Los animalistas y asociaciones de protección animal llevan a cabo muchas acciones que se ven remuneradas únicamente a través de donaciones debido a que muchas de ellas no tienen ningún tipo de patrocinio y disponen sus propios recursos para solventar todas las necesidades que requieren.

Apoyemos a estas personas y asociaciones que están ayudando a perros y gatos sacándolos  de las calles y proporcionarles un hogar temporal tratando de dar una solución a lo que la misma sociedad ha provocado y donde la adopción es la culminación de tan noble labor.

 

A GRANDES MALES……….

Aunque bien es cierto que los perros mestizos son más resistentes y su instinto animal esta mejor desarrollado, también son los más expuestos a todo tipo de maltrato, accidentes que los pueden dejar heridos o lisiados y hasta la muerte. ¿Porque no darles un “valor” como lo tiene un perro de raza? No debemos ser personas insensibles e indiferentes a lo que les suceda, podemos ayudar para que esos animales tengan una mejor calidad de vida y un trato más humanitario.

A través de las redes sociales se ha publicado el resguardo ocasional y la procuración de alimento y agua para los perritos callejeros y en época de frío hay quienes les brindan un techo temporal, estas acciones son muy buenas pero no son suficientes debido a que también hay personas para quienes los perros vagabundos son molestos y el agua y alimento los llegan a tirar dejando sin oportunidad de saciar su sed y hambre a los peludos.

La adopción de un perro de la calle es un acto de humanidad, nobleza y amor por los animales y estos extraordinarios seres sorprenden al momento de agradecer a quien le brinda una nueva oportunidad de vida.

Se convierten en los amigos más leales y en los mejores compañeros de actividades, fieles y mucho más obedientes, capaces de hacer muchas cosas, como cuidar niños, la casa, el negocio y cuando hay peligro defiende a su hogar, a su familia pudiendo dar hasta la vida por ellos.

Si tienes la oportunidad para adoptar a un perro mestizo, acércate a las diversas Asociaciones de Protección Animal y conócelos más, en diversos parques de la Ciudad de México acuden algunas asociaciones para ofrecer en adopción a perros que en su mayoría han sido rescatados.

EL SACRIFICIO NO ES EL REMEDIO

Hay que considerar que estos hermosos seres no pidieron venir a este mundo, ni a tener una vida sin esperanza, ellos no tienen voz para decirnos lo que sienten, ellos quieren vivir, quieren una oportunidad de vida, quieren demostrar que pueden ser los amigos más fieles y leales.

 

Actualmente la recolección de perros vagabundos por los centros antirrábicos o de control canino, no tiene otro fin sino el sacrificio de los animales, los métodos utilizados en los llamados Centros Antirrábicos siguen siendo rudimentarios e inhumanos a pesar de que la Ley de Protección para los Animales para la Ciudad de México en su Artículo 10 párrafo II dispone que el sacrificio debe ser humanitario.

Piensa antes de tener un animalito, de la especie que sea, si realmente lo puedes tener y hacerte cargo de él, es muy triste que el destino de los animales, en este caso de los perros, quede en manos de personas irresponsables que no les interesa el destino final de quien lo único que desean un hogar con atención y cariño.

Podemos hacer mucho por ellos, pero se necesita que haya buena voluntad y consciencia de que es un problema ocasionado por la sociedad y que la comprometa moralmente a ayudar, proteger y controlar a los perros mestizos y vagabundos.

Ten una mascota feliz, evita a que tu perro deambule libremente, no lo pongas en riesgo de que pueda ser agredido por personas u otro perro, que pueda ser recolectado por control canino, que se aparee con una hembra en celo, o peor aún, que pueda ser robado o que sufra un accidente. Ellos  quieren vivir pero no pueden decidir su destino. Tu si puedes decidir y darles una oportunidad de vida. Abre tu corazón y ADOPTA.

Si conoces algún caso de maltrato, crueldad o animales que estén o representen riesgo llama a la BVA

Grupo Veterinario Pharmanimal's 2020

Todos los derechos Reservados 

Grupo Veterinario Pharmanimals Bienestar Animal, Chuchos y Demás Bichos, Bios, La Tienda de Chubi y Programa Adopta, así como sus respectivos logos están registrados ante el IMPI y Derechos de autor. Queda Prohibida su reproducción total o parcial. 

Aviso de Privacidad

Términos y Condiciones

  • Facebook
  • YouTube
fci_logo-1026x1030 trans.png